Alimentación Preparto

ALIMENTACIÓN DE VACAS PREPARTO

INTRODUCCIÓN

Las vacas en ordeñe tienen grandes exigencias que muchas veces no cubren con la dieta. El periodo de vaca seca no debe ser el momento de recomponer las reservas corporales perdidas durante la lactancia.

Para un buen manejo de la alimentación lo ideal seria diferenciar rodeos, vacas atrasadas (toda vaca desde el momento de secado hasta tres semanas previas al parto) y el preparto. Si ello no es posible manejar un solo rodeo con la misma alimentación para todo el grupo.

¿POR QUE SE PRODUCE LA HIPOCALCEMIA?

En la fase inicial de la lactancia hay una demanda de altos niveles de calcio para la producción de calostro. El calcio tiene que movilizarse de los fluidos extra celulares hacia la glándula mamaria más rápido de lo que puede ser reemplazado por la absorción intestinal a partir del alimento consumido o por la movilización de la reserva ósea. Es en este momento cuando se produce la hipocalcemia o fiebre del parto.

Como una de las funciones del calcio es la transmisión nerviosa y la contracción del tejido muscular, el síntoma clínico más característico es la aparición de temblores y hasta parálisis. Sin llegar a este extremo, cuando la única alternativa es aplicar inyecciones intravenosas de calcio, se puede prevenir durante las últimas 3 a 4 semanas previas al parto mediante la alimentación.

Si bien algunos ensayos aconsejan reducir los niveles de calcio y fósforo en dietas para vacas secas, basándose en el principio de activar los mecanismos de movilización. del calcio óseo, en la práctica habría que restringir el uso de leguminosas con alto contenido de calcio y suministrar silo de maíz, lo cual no siempre es posible.

Es aconsejable por lo tanto suministrar sales aniónicas en cantidades diarias de 150 gr. como mínimo y 250 gr. como máximo.

Como las sales aniónicas producen una movilización de calcio de los huesos no deben suministrarse durante un periodo prolongado. Lo indicado son 30 días antes del parto. Al ser poco palatables deben mezclarse perfectamente con el resto de la ración y con un excipiente vegetal, pudiendo usarse afrechillo de trigo o maíz molido.

¿QUÉ SON LAS SALES ANIÓNICAS?

Son minerales que reducen la diferencia entre aniones cargados negativamente, cloruros y sulfatos (ácidos) con cationes cargados positivamente sodio y potasio (básicos). Las fuentes para formar una sal aniónica son: sulfato de magnesio, amonio, calcio y cloruros de magnesio, amonio y calcio. Esencialmente cualquier mineral que provea mas cloro o azufre que sodio o potasio (expresado en mili equivalentes) es una sal aniónica.

El uso de sales aniónicas requiere como paso inicial analizar el contenido de calcio, sodio, potasio, magnesio, cloro y azufres en los forrajes y en la ración. A partir de aquí se calcula la Diferencia Catión Anión (DCA) y se agrega sulfatos y cloruros para llevar a una DCA de -20meq/Kg. MS. (El índice para medir el balance catión-anión se expresa en miliequivalente por Kg. de Materia Seca).

Alteran el equilibrio natural haciendo el medio más ácido, ya que en condiciones normales el pH del organismo se mantiene entre límites muy estrechos alrededor de 7.  Las sales aniónicas promueven la movilización del calcio contenido en los huesos.  Cuando se da una dieta con diferencia catión/anión negativa a vacas secas entran un exceso de aniones en el organismo, la necesidad fisiológica de mantener una electro neutralidad produce una liberación de cationes positivos para neutralizar los aniones. Se debe incrementar el consumo de calcio cuando se suministren sales aniónicas.

Debe manejarse con cuidado ya que pueden reducir el consumo, por lo que si no hay antecedentes de hipocalcemia, no es recomendable suministrarlas.

El pH urinario es un buen índice de la eficacia de las sales aniónicas. Luego de una semana de suministro, el mismo debería ser alrededor de 6,5, si resulta superior habría que aumentar la cantidad suministrada.

ALIMENTACION PREPARTO

La alimentación como ya mencionamos puede manejarse en un grupo o dos grupos.

Las vacas secas se dividen en dos grupos; vacas secas atrasadas y preparto. El primero es alimentado del mismo modo que si tratara de un único grupo, es decir desde el secado hasta las 3/4 semanas previas a la fecha probable de parto y otro desde ese momento en adelante. La mayor diferencia entre los dos grupos es el consumo.

El consumo se deprime una semana antes del parto, en que las vacas consumirán alrededor de 115% menos de materia seca que al inicio del periodo.  Limitar el consumo a 3.5 Kg. de MS de materia seca por día. Mucha grasa preparto limita el consumo, vigilar el limite del mismo.

Lo ideal es armar la dieta preparto con los mismos ingredientes que la lactancia para que se acostumbre a los mismos, controlar la ingesta de forraje verde, verdeos y sobretodo a base de leguminosas. No olvidarse de incluir una fuente de fibra, bajo en calcio y potasio, para mantener la movilidad del rumen.

Prevenir la hipocalcemia manteniendo los mecanismos de movilización de calcio manteniendo baja ingesta de calcio en la dieta, 30gr/día. Pero se debe tener cuidado ya que dietas bajas en calcio pero altas en potasio generan problemas de vaca caída.  Cuando hay exceso de potasio en la dieta se aconseja la administración de 5 gr. de Magnesio.

Las vacas en buena condición corporal necesitan suficiente energía para lograr una leve ganancia de peso de 200gr. diarios, si la ganancia llega a 500gr pueden causar severos problemas en el parto. Por otro laso las vacas flacas deberían obtener una ganancia de peso comprendida entre 200 y 400. La energía debe provenir  de forrajes, lo ideal es 70 % del mismo y el resto de grano. Ojo con dietas a base de ensilaje son bajas en potasio pero provee exceso de energía, conviene limitarlo al 25 o 30 % de la dieta.

No olvidarse de balancear la dieta en vitaminas y oligoelementos para prevenir futuros problemas de mastitis y retención de placenta.

Evitar el uso de nitrógeno no proteico. Adaptarse a la urea resulta difícil y merma el consumo.

Recuerde siempre vigilar la DCA de la dieta total.

No limitar el consumo de agua ni de alimento enseguida del parto. La preocupación debe ser que la vaca una vez parida comience a comer lo antes posible para convertirlo en leche.

En resumen lo que buscamos es tener vacas sanas, libres de problemas metabólicos que coman todo lo que puedan para obtener un pico de lactancia y una buena eficiencia reproductiva.

Esperando que este material haya sido de su utilidad quedo a la espera de vuestra consulta.
Saluda Atte.,

Ingeniera en Producción Agropecuaria

Carla Viviana Cragnolino

M.P. 0958

Bibliografía

  • Ing. Agr. Marta Waldmann. 2006. Producir XXI, 14(173):18-21.
  • Shaver, Randy Animal Science Dept. -  Wisconsin University
  • Satter, Larry DFRC (USDA) – Wisconsin University
  • Producción Lechera AACREA
  • Congreso Nacional de Lechería
  • III Simposio Lechero de Tandil
  • Apuntes Catadas Nutrición y Alimentación Animal Fac. de Ciencias Agrarias -U.C.A.
  • Medición de acidez en orina – Jill Davidsonn, Luis Rodríguez, Tom Pilbean y David Beede
  • Hoard’s Dairyman
  • Nutrición Animal Aplicada. Estudio LAA
  • II Simposio Lechero de Tandil
This entry was posted on Wednesday, June 16th, 2010 at 3:19 pm and is filed under Información Técnica. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply